Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
martes, 22 octubre, 2019
NOTICIAS LOCALES

Inmigrantes indocumentados se enfrentan a la deportación

TAMPA - Se acercaron a él con el sueño de finalmente poner en orden sus documentos de inmigración y salir de las sombras. Elvis Harold Reyes prometió que él podría ayudar. Una comunidad de trabajadores mexicanos en Plant City creía que era un abogado. Les dijo que podía arreglar su estatus migratorio a cambio de una tarifa, aunque no tiene calificaciones legales. Cuando las cosas no funcionaron, dijeron que dejó de contestar su teléfono o los amenazó.

Luego comenzaron a circular rumores de que las personas que habían ido a Reyes estaban recibiendo órdenes de deportación.

RELACIONADO: Decenas denuncian a pastor por hacerse pasar por abogado

"Tengo miedo porque no sé qué va a pasar conmigo y con mis hijos", dijo Jesús García Méndez, un padre de seis hijos de 36 años. Reyes lo ayudó a presentar una solicitud el año pasado, dijo.

Ahora, una investigación de Univision Tampa Bay ha impulsado a la Oficina del Alguacil del Condado de Hillsborough a investigar la supuesta estafa. Más de 100 personas se han presentado desde la semana pasada.

“Aprovecharse de las personas más vulnerables en nuestro Condado nunca será tolerado. Punto”, la agencia tuiteó en inglés y español.

Sin embargo, este tipo de fraude es incontrolable en las comunidades de inmigrantes y rara vez recibe atención de las agencias encargadas de hacer cumplir la ley, dijo la abogada de inmigración de Orlando, Ksenia Maiorova, de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración de la Florida Central.

Estaba sorprendida - y animada- al saber que la Oficina del Alguacil estaba abordando el problema. En sus tres años como presidenta del comité de práctica legal sin licencia de la asociación, Maiorova dijo que no ha podido procesar casos como este.

"Vemos a personas que han estado haciendo esto abiertamente durante una década o más, con cientos o miles de víctimas", dijo. "Desafortunadamente, no podemos obtener ningún tipo de acción por parte de ninguna agencia".

• • •

Así es como funciona la estafa: una persona que habla el mismo idioma que la comunidad se hace pasar por un abogado y promete una solución rápida a los problemas de inmigración a cambio de un pago alto.

La persona presenta documentos al gobierno en nombre de sus "clientes", a menudo una solicitud de asilo y nunca les explica los riesgos.

El proceso puede parecer que funciona, al principio. Es posible que el cliente no califique para el asilo, pero aún así podría obtener un permiso de trabajo y una licencia de conducir temporal mientras el gobierno evalúa el reclamo, lo que puede llevar años. Los clientes inconscientemente piensan que esto significa que tienen documentos legales, sin saber que se han expuesto al gobierno con un reclamo falso o deficiente y están viviendo con un tiempo prestado.

Cuando llega una orden de deportación, los problemas de los clientes a menudo se complican al haber firmado una solicitud de asilo fraudulenta. Eso significa que nunca podrán recibir ningún tipo de ayuda migratoria.

¿Qué pasa con su llamado abogado? Por lo general, hace tiempo que se fue con el dinero de los clientes.

No se ha realizado ningún arresto en relación con estas quejas. El abogado de Reyes, Michele Rayner-Goolsby, dijo que no podría hacer comentarios durante la investigación. Pero Reyes le dijo a Univision Tampa Bay que las acusaciones son falsas.

"No soy abogado y nunca he dicho en ningún momento que soy abogado", dijo a través de un intercomunicador antes de decirle a los reporteros que salgan de su propiedad.

Una página web de la agencia de bienes raíces Century 21 Beggins Enterprises dijo que Reyes trabaja como asociado de ventas y que anteriormente se desempeñó como oficial de policía en Puerto Rico durante seis años. Se mudó a Florida en 1995 y fue consagrado como ministro, dijo. La página fue desconectada el miércoles.

Reyes tiene un largo historial criminal en Florida, que incluye condenas por delitos graves por robo, uso de cheques sin fondos y asalto con agravantes. Su última temporada en prisión terminó en 2008.

• • •

García es originario de México y había trabajado en trabajos de construcción en Florida durante más de una década cuando se enteró de los servicios de Reyes. Tiene cinco hijos en los Estados Unidos y uno en México. Muchos de sus amigos y familiares se estaban registrando con Reyes, así que García aprovechó la oportunidad.

Él y su esposa nunca habían tenido problemas con las autoridades de inmigración. La vida era tranquila en su esquina del este de Hillsborough, con comidas al aire libre en su casa y viajes familiares a la playa en sus días libres.

Sin embargo, soñaba con mejores trabajos y finalmente llevaba a sus hijos a la escuela sin un nudo de miedo en su estómago. Pensó que algún día podría incluso ayudar a su hija en México a emigrar legalmente.

"Fue la oportunidad de finalmente arreglar las cosas", dijo.

García dijo que conoció a Reyes en la casa de un amigo hace aproximadamente un año. Reyes tenía una sonrisa tranquilizadora, llevaba un traje y dijo que prefería pasar por allí en lugar de reunirse en su oficina porque estaba muy ocupado. Todos lo llamaban abogado.

Reyes prometió que la licencia de conducir y el permiso de trabajo llegarían en unos meses. Les dijo que usaran su dirección en lugar de la suya para estar más seguros, dicen García y otras víctimas. Él y su esposa tomaron sus huellas dactilares y llenaron el papeleo. Enviaron fotos y números de Seguro Social de sus hijos al gobierno. Reyes les cobró $5,000.

Pero los casos no fueron a ninguna parte. Finalmente, los rumores se filtraron: en lugar de recibir permisos de trabajo y un camino hacia la residencia permanente, las personas que habían ido a Reyes recibían órdenes de deportación. Univision Tampa Bay reseñó a un hombre que fue deportado después de ir donde Reyes.

García y sus amigos se dieron cuenta de que estaban en riesgo. Él y otros reportaron a Reyes a la oficina del alguacil. Ahora García está trabajando con un abogado de inmigración con licencia para evaluar sus opciones para quedarse en el país.

No tiene esperanza de recuperar los $5,000.

• • •

La abogada de inmigración de Tampa, Chelsea Nowel, dijo que, si las víctimas se apresuran a obtener representación, es posible que aún tengan la oportunidad de obtener un estatus legal.

"Los jueces están consternados por esta práctica ilegal de la ley", dijo. Si hay evidencia de mala práctica, ella dijo que a menudo trabajarán con los abogados para reabrir los casos. Pero otros abogados dicen que las posibilidades de éxito son escasas.

La Oficina del Alguacil alentó a las personas a presentarse e informar si creen que han sido víctimas de una estafa de inmigración. "Nuestro trabajo como agencia local de aplicación de la ley es proteger a todas las personas, independientemente de su estado migratorio", dijo el alguacil de Hillsborough Chad Chronister en un comunicado.

Una mujer le dijo a Univision Tampa Bay que Reyes la estafó y amenazó a su familia en 2016. Ella lo reportó, pero él continuó operando.

Eso no es una sorpresa, dijo Maiorova.

"Literalmente, es bastante imposible hacer cumplir la ley", dijo, lo que empeora el problema. "El público tiene la opinión de que, si fuera ilegal, la gente no lo haría".

La Oficina del Alguacil del Condado de Hillsborough ha establecido una línea directa en español e inglés para aquellos que han sido víctimas de esta estafa de inmigración o similar: (813) 247-8494.

La editora de Centro Tampa, Myriam Warren, contribuyó a este informe.

***

MÁS NOTICIAS: https://www.centrotampa.com/

Comments