Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
martes, 16 julio, 2019
DEPORTES

Fútbol grandioso: La Copa América corroboró la brecha con Europa

RÍO DE JANEIRO (AP) — Antes y después de la Copa América, Ricardo Gareca apuntó a una persistente discusión: la brecha que se ha abierto entre Europa y Sudamérica.

La Copa América que acaba de terminar fue un buen barómetro para medir el presente sudamericano, cuyas selecciones no ganan una Copa Mundial desde Brasil en 2002 y el último título en el Mundial de Clubes se remonta al de Corinthians en 2012.

En diversos sentidos, lo visto durante las tres últimas semanas en Brasil no es para vanagloriarse.

Escaseó el fútbol de calidad. Estadios semivacíos durante la mayor parte del torneo, incluso en partidos de la selección anfitriona. El debut del videoarbitraje que suscitó cuestionamientos sobre los criterios de su uso, simbolizados por la imperdible imagen del delantero brasileño Gabriel Jesús tras tirar un puñetazo a la cabina del video luego de ser expulsado en la final.

Salvo los dos estadios de Sao Paulo, las malas condiciones de las canchas generaron una catarata de críticas por parte de jugadores y técnicos.

El astro argentino Lionel Messi dijo que la pelota picaba “como un conejo” en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, donde Brasil venció el domingo 3-1 a Perú en la final para coronarse campeón de la Copa América por novena vez.

Respondiendo a las quejas de Messi sobre un torneo viciado, Gareca volvió a pedir que el sudamericano no denigre tanto su propio fútbol.

“Hay cosas buenas en Europa que sería bueno recogerlas... pero también defender al fútbol sudamericano”, puntualizó Gareca. “Hay que ver qué nos conviene a nosotros para mejorar”.

Selección femenina de Estados Unidos arrasa en el Mundial

REINAS EN LA CANCHA. Conquistó el domingo su cuarta Copa, un hito para el fútbol femenino

 

LYON, Francia (AP) — Con un juego directo y preciso Estados Unidos se coronó campeón en la Copa Mundial de Francia. Sí, otra vez. El resultado se consolidó con un gol de penal anotado por Megan Rapinoe, quien encaminó la victoria de 2-0 sobre Holanda en la final disputada el pasado fin de semana en Lyon. Fue su sexto gol del torneo, que combinado con tres pases de gol, le dio a la mediocampista no solo el Balón de Oro a la mejor jugadora sino también el Botín de Oro a su máxima cañonera.

En su condición de campeón, Estados Unidos cobrará 4 millones de dólares, el doble de lo que cobró hace cuatro años. Francia se alzó con 38 millones al ganar el mundial masculino en Moscú en julio del año pasado.

En la víspera de la final, Rapinoe dijo que la brecha en los ingresos era una falta de respeto hacia las mujeres. Pero ojo que también se añaden otros inconvenientes.

Uno de los problemas que enfrenta el fútbol femenino es la falta de público. La final se jugó a estadio lleno en Lyon, con 58.000 espectadores. Pero esa fue la excepción, no la norma.

Otros problemas con la distribución de entradas durante el mundial no ayudaron. Como tampoco la selección de sedes. La FIFA fue criticada por organizar partidos en ciudades como Niza y Montepellier y no en otras con más pasión por el fútbol.

Sarai Bareman, quien dirige la división de fútbol de mujeres en la FIFA, dijo que la situación podía haberse mejorado.

“Se puede hacer mucho para popularizar el fútbol femenino y atraer a gente que no es necesariamente aficionada, como hacen los hombres”, añadió Bareman al ser consultada.

Mientras tanto Rapinoe sostuvo que, más que palabras en boca de todas, lo que hace falta es entrar en acción para corregir errores.

“Todos se preguntan qué va a pasar ahora”, dijo Rapinoe. “Hay que dejar de hablar. Debemos arremangarnos y ponernos a trabajar”.

***

MÁS NOTICIAS: https://www.centrotampa.com/ce/sports/

Comments