Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
martes, 23 octubre, 2018
DEPORTES

Ryan Lochte solicita atención contra abuso del alcohol

Ryan Lochte solicitó ayuda de un asesor contra el abuso de alcohol, aunque el ganador de 12 medallas olímpicas no ingresó a un centro de rehabilitación y se encuentra entrenando con el objetivo de asistir a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, dijo el abogado del nadador el jueves.

La decisión de buscar ayuda no está relacionada con los incidentes ocurridos la semana pasada en California y Florida, dijo a The Associated Press el abogado Jeff Ostrow. Cuando se le preguntó si Lochte planea dejar de beber, respondió:”Ryan tomará esa decisión”.

Ostrow dijo que el nadador de 34 años quiere que su familia y seguidores estén orgullosos de él y no desea repetir las “malas decisiones” que lo han perseguido durante los últimos años.

“No se encuentra en un centro de rehabilitación. Ha sido evaluado por profesionales que saben lo mejor del tema y han dicho que eso no es lo que necesita”, dijo Ostrow en entrevista telefónica desde Florida. “Sigue los protocolos que le han recomendado. Lo hará estupendamente”.

Hace una semana, en Newport Beach, California, Lochte intentó derribar a patadas la puerta de su habitación de hotel después de asistir a un evento de su patrocinador de trajes de baño, TYR, de acuerdo con algunos reportes noticiosos. El incidente no se denunció a la policía.

“Ryan no hizo nada alocado mientras estaba ahí”, dijo Ostrow.

Más tarde, esa misma noche, Lochte estaba de regreso en Florida, y recibió un citatorio por conducir de manera imprudente después de impactar por detrás a otro vehículo.

“No estaba bebiendo, 100% seguro”, dijo Ostrow. “Fue un día largo de volar a casa de costa a costa. Si hubiera habido alcohol involucrado, todo el mundo lo sabría. No es un alcohólico que beba todos los días y que provoque un impacto en su capacidad como padre y atleta. Pero había un patrón de malas decisiones y al mismo tiempo había alcohol. Ryan quiso ponerle fin a eso”.

Lochte cumple actualmente una suspensión de 14 meses por recibir una inyección intravenosa en mayo. Publicó una fotografía en Instagram, que mostraba el momento en que recibía una inyección de vitaminas, lo que desencadenó una investigación de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos, la cual descartó que el nadador hubiera consumido alguna sustancia prohibida. Sin embargo, las inyecciones intravenosas solo están permitidas en caso de que la agencia haya otorgado una exención, lo que no ocurrió con Lochte.

La polémica más conocida en que se ha involucrado a Lochte surgió durante los Juegos Olímpicos de 2016, cuando afirmó que había sufrido un robo a mano armada en una gasolinera de Río de Janeiro, tras celebrar el final de las competiciones de natación.

La policía de Río de Janeiro señaló que la versión de Lochte era falsa. Cargos por denunciar falsamente un delito a las autoridades fueron desechados después por una corte brasileña.

Como resultado, Lochte fue suspendido durante 10 meses por la federación estadounidense, y varios patrocinadores dejaron de apoyarlo.

Comments