Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
sábado, 24 febrero, 2018
Perú

Cisma entre los Fujimori alcanza a partido opositor de Perú

LIMA -

LIMA (AP) — La oposición peruana ha sufrido un quiebre: el hijo menor del expresidente Alberto Fujimori anunció el miércoles que formará un grupo parlamentario con otros nueve congresistas que se apartaron del partido liderado por su hermana Keiko. Los opositores disidentes añadieron que apoyarán al debilitado gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Esta es la mayor muestra de discordia entre los hijos del exmandatario, quienes se disputan la herencia política que su padre creó entre 1990 y 2000 durante su gobierno.

Kenji Fujimori, de 37 años, dijo en una conferencia en el Congreso que agradecía a sus nueve colegas "por su clara y firme decisión de haber tomado un paso trascendental de renunciar a la bancada del partido Fuerza Popular" y agregó que los legisladores y su padre fueron "víctimas" de maltratos por el partido dirigido por su hermana mayor de 42 años.

El menor de los Fujimori añadió que "la línea de trabajo de hoy en adelante" será llevar un "acuerdo de gobernabilidad" con el gobierno de Kuczynski apoyando las líneas generales de las propuestas oficialistas: la lucha contra la delincuencia, la reconstrucción nacional tras la destrucción por los fenómenos climáticos y las obras de potabilización del agua.

La decisión tomada por Kenji provocó que Fuerza Popular se quede con 61 sillas de las 130 del Parlamento unicameral y pierda la "mayoría absoluta", un arma que permitía presionar al gobierno para aprobar leyes aun cuando el ejecutivo no estuviese de acuerdo o dar luz verde a informes de investigación contra algún funcionario.

Por el momento los disidentes no han formado un nuevo grupo parlamentario, ya que una ley aprobada por la facción de Keiko lo impide. La discusión sobre la vigencia de esa norma se decidirá este año en el Tribunal Constitucional.

Keiko y su padre no han emitido declaraciones al momento. Otros dos hijos intermedios de Fujimori no participan de la vida política en Perú.

Kenji y los disidentes se abstuvieron en diciembre de votar la remoción de Kuczynski por ocultar sus nexos con Odebrecht en una pesquisa de una comisión parlamentaria impulsada por el ala de su hermana que descubrió que una empresa del actual mandatario recibió pagos de Odebrecht cuando era primer ministro del gobierno del mandatario Alejandro Toledo (2001-2006).

La noche de la Navidad, dos días después de la abstención, el expresidente Fujimori fue indultado de su condena de 25 años de cárcel por Kuczynski y fue liberado de la cárcel, lo cual fue interpretado como un "canje político" por una parte de los peruanos que han protestado desde entonces.

Mientras la facción mayoritaria que lidera Keiko acorraló a Kuczynski desde el inicio de su gobierno en julio de 2016, Kenji se mostró amigable con el mandatario y siempre pidió "derribar muros y construir puentes con el gobierno". Desde 2011 el parlamentario siempre dijo que su primer objetivo era liberar a su padre.

Cecilia Chacón, parlamentaria leal a Keiko, dijo que Kenji se convirtió "en el escudero y primer ministro del presidente Kuczynski... Ahora le sirve para tapar los nexos de Kuczynski y Odebrecht".

Por su parte, el legislador oficialista Juan Sheput dijo que la división "era ejemplo de la política fratricida... acabamos de ver el nacimiento del partido de Alberto Fujimori".

Una encuesta nacional de la firma GfK publicada el domingo por el diario local La República mostró que Kenji tenía 39% de popularidad por encima de Keiko, que posee 31%. El panorama era diferente en diciembre, cuando la misma encuestadora mostraba a Keiko seis puntos por encima de su hermano menor.

Cuando Fujimori gobernaba Perú, hace más de dos décadas, era común ver a Kenji junto a su padre en sus visitas al interior del país o incluso en la oficina presidencial sentado en otra mesa realizando los deberes escolares. El día en que Fujimori salió indultado fue llevado en una silla de ruedas empujada por Kenji y se notó la ausencia de Keiko.

La tormenta de escándalos de corrupción sembrada por Odebrecht en Latinoamérica ha salpicado a todos los mandatarios peruanos a partir del 2000.

Los efectos de Odebrecht han derivado en una orden de captura internacional contra Toledo, una investigación por sobornos a Alan García (2006-2011) y la prisión provisional de Ollanta Humala (2011-2016). Keiko Fujimori también está investigada por la fiscalía en un caso ligado a Odebrecht.

Comments

Perú

Cisma entre los Fujimori alcanza a partido opositor de Perú