Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
mi�rcoles, 22 mayo, 2019
ZONA ROSA

Tenor mexicano despunta en la escena cultural de Tampa

TAMPA - El tenor Guillermo López tiene, a sus 31 años de edad, más experiencia y roce que muchos de sus colegas de canto y estudios musicales. Ese recorrido que ha ido acumulando en el mundo del arte será un elemento cualitativo y de importancia fundamental cuando asuma el papel de ‘Parpignol’ en la famosa ópera ‘La Bohème’, de Giacomo Puccini, en el Morsani Hall, del Straz Center de Tampa.

La ópera que suma actuación, música y canto vivencial estará en escena el viernes, 26 de abril, a las 8 p.m., y el domingo, 28 de abril, en una función especial a las 2 p.m.

López, mexicano de nacimiento, dijo que la oportunidad de estar en una ópera como ‘La Bohème’ le representa una responsabilidad y honor de primera línea.

“Honestamente mi papel no lo conocía mucho hasta que llegó la oportunidad, pero me fascina porque soy un vendedor ambulante de juguetes y los niños están desesperados por ver a ese vendedor de la calle y tener esos juguetes en sus manos. Es una energía positiva que, a nivel personal, disfruto porque yo crecí entre varios hermanos, nosotros somos cuatro, y teníamos un chorro (muchos) amigos”, dijo López en una entrevista reciente con CENTRO Tampa. “Además, a mí me encantan los niños y disfruto mucho enseñándoles música, tal como lo hago de manera privada. Esa energía, esa honestidad, y sus voces, son únicas y puras”.

López se estableció en Tampa hace aproximadamente tres años y medio. Lo hizo después de tomarle el pulso al terreno local y tomar nota del ambiente cultural y las oportunidades que se le fueron presentando.

“En realidad mi hermano fue el que me invitó a Tampa para que lo ayudase con su mudanza (risas). Y me quedé aquí porque me gustó mucho. Fue un cambio muy grande porque nunca me ha gustado la humedad sino el clima desértico”, recordó López. “Pero después analicé bien el tema y realmente consideré que era mejor para mí. Así que aquí estoy”.

Sobre sus inclinaciones artísticas y el compromiso con el arte y la música de cámara, López sostuvo que fueron sus padres los que lo alentaron a observar el arte desde un punto de vista más cercano, crítico y honesto. Otro factor ‘multiplicador’ fue el peso y la importancia de algunos referentes familiares.

“Dicen mis padres que mi bisabuela, a quien no conocí, tenía una voz preciosa y cantaba en la iglesia. Todo el mundo le gustaba cómo cantaba. Tengo también un tío, por parte de padre, que toca la guitarra y que llegó a viajar a Japón para tocar jazz”, sostuvo López. “Pero fuera de eso, te podría decir que mis padres siempre nos inculcaron el arte en sí y la práctica del deporte. Ambas fueron de la mano”.

López dijo que la aproximación hacia el mundo artístico fue motivándolo, desde muy temprana edad, a sentir un gran cariño y admiración por la cultura y las artes en Sonora, su tierra natal.

“En aquel entonces, hace 20 años más o menos, Hermosillo, la capital de Sonora, era muy pequeña. Había un solo teatro. Pero recuerdo también que mis padres siempre nos llevaban y nos inculcaban el arte”, puntualizó López. “Todo eso nos formó y nos alentó en nuestras vidas”.

Además de la práctica del canto, López es pianista profesional. Esa capacidad potencia aún más su quehacer como tenor y, de paso, su trabajo con las nuevas generaciones de músicos.

“Tengo un diplomado en piano que lo obtuve antes de la licenciatura en canto. Es un instrumento esencial y, de hecho, doy clases de canto y piano. Con alumnos avanzados puedo acompañarlos en sus arias...pero en general me ayuda muchísimo para cantar y en todo lo que hago”, indicó López.

Agregó que le apasiona estudiar el perfil y la línea del personaje que le ha sido asignado, como Parpignol. Sostuvo también que esa particularidad ‘dice mucho de un artista que se siente comprometido con lo que hace’.

“A mí me motiva estudiar, conocer el personaje en profundidad, porque todo esto me apasiona. Siento además que, al tener un talento, debo compartirlo con el público. Es una obligación que va más allá de mí”, dijo López. “Además, la ópera es lo más grande que existe por su carácter multidisciplinario. Todo eso lo hace muy diferente”.

Como tenor y figura ascendente, López aseveró que nunca ha dejado de recordar sus inicios, cuando tenía 18 o 19 años, así como sus participaciones en obras importantes, como Ilegal Allien, del compositor mexicano Alfonso Molina, entre otros.

“Siempre estuve involucrado desde muy pequeño hasta que entré a la escuela secundaria y todo esto del canto y el arte tomaron un giro más serio porque decidí dedicarle todo el esfuerzo y el tiempo que fuesen necesarios”, puntualizó López. “Por eso siento que el gusto y el cariño por el canto me motivan a diario”.

Comments