Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
domingo, 18 agosto, 2019
NOTICIAS LOCALES

Justicia a la medida

TAMPA- Sus amigos hispanos lo llaman el ‘Tigre blanco’ y los estadounidenses adoptaron el apodo en inglés: ‘The White Tiger’. Desde entonces, la oficina de Anthony González, un abogado especializado en representar víctimas en casos de accidentes, comenzó a llenarse de presentes: tigres en peluche, esculturas y cuadros.

González, de 62 años, se ganó ese ‘título’ por su tenacidad en los estrados judiciales durante el día y la determinación y seguridad que inyecta en sus estudiantes cuando los entrena en las noches en su gimnasio que, por casualidad, se llama Tiger World Tampa.

“El apodo me lo puso un amigo de hace años: Tony Morejón”, dijo González. “Somos amigos desde que estábamos en séptimo grado.Yo vivía en West Tampa y él vivía en el área de Leto”.

Con el tiempo, González (a quien desde joven le han gustado las artes marciales, el béisbol y estar en buena condición física) abrió un gimnasio al que comenzó a ir Morejón, entre otros amigos y clientes.

“Yo entrenaba en otro gimnasio con Anthony y Joe Valdez. Ellos se fueron de ese gimnasio y abrieron Tiger World donde asisto hace cuatro años”, dijo Morejón. “El Tigre Blanco es una persona con mucha pasión por entrenar a las personas que quieren mejorar su salud, apariencia y vida”.

Morejón aclaró que el entusiasmo de González por el deporte pasa a otros campos.

“La misma pasión que él tiene para entrenar la tiene en las cortes como abogado. Siempre tiene una sonrisa, pero no se equivoquen que el tipo es salvaje”, agregó Morejón. Dijo también que juntos, incluso, pertenecen a un grupo privado llamado Tampa Bay Liars Club mediante el cual recolectan dinero destinado a ayudar niños de la comunidad.

Esa tenacidad de González también se la transmitió a uno de sus estudiantes: Shayne McCarty, un joven tímido que tenía sueños de servir al país, pero su falta de autoestima y sobrepeso lo detenían.

McCarthy ahora es soldado de primera del Cuerpo de La Marina de Estados Unidos. Su transformación física fue el resultado del entrenamiento exhaustivo de González, quien considera que McCarthy es una de sus mayores victorias en el negocio del entrenamiento físico.

McCarthy no ha sido el único, González ha patrocinado varios deportistas, en su mayoría boxeadores y luchadores de Mixed Martial Arts (MMA), mencionó entre ellos al colombiano Geane Herrera.

***

González no puede negar sus raíces hispanas, su apellido lo delata. Su abuela materna llegó de Cuba a Nueva York, inicialmente, y por el lado paterno su abuelo llegó desde Santander, España a Tampa.

“Crecí con mi abuela materna que hablaba español, pero mi generación no habló español necesariamente”, dijo González, quien vivió en Ybor City en su infancia. “Creo que fue más por impulsarnos a que nos integráramos a la cultura estadounidense, me dejaban contestar inglés a las preguntas en español”.

Gonzalez recordó que su familia era emprendedora. Una de sus abuelas fue conductora de bus escolar, que para la época era algo extraño, la otra trabajaba en una fábrica de tabacos.

“Era uno de los afortunados tampeños. Vivimos en un Ybor City que se transformó mezclado de italianos, españoles y cubanos. Mi abuelo paterno era miembro del Club Español”, dijo González. “Viví el Ybor City golpeado duro después de la Segunda Guerra Mundial, una época en que la mayoría de gente comenzó a mudarse y vivir lejos en los suburbios”.

También fue una época de discriminación. Según González había letreros en algunos de los almacenes que decían que no se aceptaban ni latinos, ni negros.

“Entendían como latinos a todos los italianos, cubanos y españoles”, dijo González.

A la vez fue una época en que los clubes como el Español, Italiano (al que se le integró el Club Siciliano), el Club Cubano tuvieron una especie de esplendor.

“Recuerdo que me sacaron las amígdalas en la clínica González, por ejemplo. El Círculo Cubano tenía su doctor primario y su farmacia”, explicó González.

Entre relato y relato acerca de su vida, CENTRO Tampa le preguntó a González ¿cuándo se decidió por estudiar Leyesh?

“Pensaba en ser policía, mi padre fue policía por 13 años, pero lo pensé porque quería formar una familia y los policías tienen una vida muy agitada y sacrificada en cuestión de horarios de trabajo”, dijo González quien salía con Linda Felicione, una compañera de la secundaria con quien se casó en 1981.

“Decidí ser abogado porque era mi otra pasión y me encanta. No tengo intenciones de dejar de ejercer mi carrera”, dijo González sonriendo. “Gracias a mi carrera y mis amigos, por ejemplo, en época de Navidad le llevamos comida y regalos a la comunidad inmigrante. El año pasado recolectamos $10,000 para Children’s Home Network y también fui presidente de Tampa Bay Trial Lawyers Association que tiene 250 abogados”.

Sin embargo, dijo González que si le preguntaran a su esposa el porqué es abogado ella respondería: “porque siempre le gusta reclamar”.

 

***

NOTICIA LOCAL: Torre de apartamentos y hotel de $117 millones prevista para el centro de San Petersburgo

NOTICIA LOCAL: La violencia contra un recluso de Florida y los mensajes grupales de Facebook despiertan preocupaciones

NOTICIA LOCAL: Jurado de Florida otorga $700 millones a padres víctimas de asesinato

Comments