Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
viernes, 20 julio, 2018
ZONA ROSA

Salsa en tono mayor

Por Juan Carlos Chávez

CENTRO Tampa

TAMPA-- Para quien sigue, escucha y disfruta el género de la salsa y el verdadero ritmo de este género, el nombre de Guayacán Orquesta lo lleva de la mano al origen de un grupo de músicos que se ha consolidado en tres décadas de exitosa carrera como uno de los referentes obligados en Colombia y Latinoamérica.

El nombre de la agrupacion que lidera Alexis Lozano y el gran compositor y figura clave Nino Cicedo fue inspirado en el árbol del mismo nombre. Su fortaleza y belleza natural fueron las guías para tomar la decisión de poner ese nombre al grupo, además del hecho de ser el árbol nacional de Colombia.

CENTRO Tampa conversó precisamente con Caicedo en el marco de los 30 años de la fundación del grupo y las expectativas que tienen para un género que, como la madera, se mantiene fuerte y recio con el tiempo.

CENTRO Tampa (CT): Parece que el 2018 les está abriendo muchas puertas. Mencionemos por ejemplo la invitación a la Conferencia Latina de los Billboard, que se realizó entre el 23 y el 26 de abril en Las Vegas, y la gira que van a realizar en Europa. ¿Se sienten bendecidos con este respaldo?

Nino Caicedo (NC): Es una gran alegría y como dicen un año maravilloso. De hecho creo que ha sido el mejor de los últimos 10 años porque ha sido la primera vez que en un evento importante de los Billboard invitan a una orquesta de salsa como Guayacán. ¿Qué más se le puede pedir a la vida? También haremos otras cosas en Las Vegas y en general estamos muy contentos con todo lo que está sucediendo.

CT: Hablemos de los inicios de Guayacán. ¿Cómo fueron esos años?

NC: Estamos desde 1986 cuando salió la orquesta con su éxito Vas a llorar. Pero ahora también estamos grabando algo alusivo a los 30 años de la orquesta. Estamos grabando 30 éxitos precisamente en esta temporada. Quizás para julio.

CT: Y con todo el empuje y éxito que tienen, algunos insisten en decir que la salsa está desapareciendo o está agonizando. ¿Eso es verdad?

NC: La salsa no la pueden matar. Está viva porque nosostros lo vemos no solo aquí sino en Estados Unidos y los países en Europa. Nosotros vamos todos los años por allá y los eventos se llenan y la gente baila con la salsa. Nosotros nos reímos con aquellos que dicen que está muerta porque es todo lo contrario. Imagínate que ahora vamos a estar en Italia, España, Alemania y Holanda con un concierto en un festival muy importante que se realizará en julio. Allí estaremos nosotros, con los mejores representantes de la música.

CT: ¿Desde cuándo visitan Europa?

NC: La primera vez fue en 1992 y desde entonces ha sido una constante.

CT: ¿Ha cambiado la industria salsera en Europa o se ha mantenido igual?

NC: Unas cosas han cambiado para bien y otras no tanto. En Europa, y a diferencia del americano, siempre ha gustado la salsa y la bailan con mucho ritmo. En Alemania, por ejemplo, el 90 por ciento que va a los conciertos son alemanes. En España es mitad españoles y la otra mitad latinoamericanos, quizá porque los empresarios hacen los conciertos muy tarde y en la noche. Lo que quiero decir es que hoy en día los europeos bailan la salsa perfectamente y la gozan de verdad. En lo económico diría que antes habían más recursos para hacer conciertos. Pero la diversión y el gusto se mantienen.

CT: ¿Un mundo globalizado cree que le ha dado una mano a la salsa para internacionalizarse y llegar a puntos más distantes?

NC: Hay un cambio porque la gente viaja más.

CT: En el plano personal. ¿De dónde viene este amor por la música y la habilidad en la composición?

NC: Es genética porque venimos de Africa y es el continente de la música. La parte religiosa también está vinculada. Hay una inclinación literaria también y la parte melódica creo que es un regalo de Dios. Escuché canciones y melodías desde muy niño.

CT: Hoy en día muchos artistas del género prefieren no meterse en política. Esto es así en su caso?

NC: Bueno, creo que la música no te lo impide y tampoco te lo aprueba. Eso es una cosa muy independiente y de cada uno. El mismo trabajo musical puede inclinarse a decisión del músico o del compositor, como Rubén Blandes, ya que algunas canciones tienen tinte político. Es muy personal pero el arte en sí, no te lo prohíbe.

CT: ¿Cuál es el nivel de influencia y de las fusiones musicales que se ven ahora mismo en Colombia? Lo menciono, por ejemplo, por el éxodo de los venezolanos y cubanos en diferentes países de la región.

NC: Colombia ha sido el receptáculo de todas latitudes: peruanos, venezolanos, cubanos y puertorriqueños, entre otros. Colombia es un crisol donde se han unido tendencias culturales y musicales de muchas partes. No se habla de uno sino de muchos.

CT: Hablemos del nuevo éxito de Guayacán, un tema que llamaron Acoso Sexual. ¿Cómo y por qué?

NC: Es una canción que no tiene nada que ver con ese delito porque es bien salsera y alegre y porque se trata de una mujer que hace uso de sus atributos y sin proponérselo cautiva al hombre, al personaje que se siente acosado. Pero es algo sano porque no hay ninguna apología a este delito que es el acoso sexual y que ha sido sacado a la luz en el mundo de la música, el cine, el periodismo, etcétera.

CT: Por último: ¿Le gusta la fusión en la salsa?

NC: Cuando se hace una fusión es con el objetivo de atraer. Yo lo veo así. Ahora el tema es que la salsa se queda con o sin fusión. Hay un acumulado emocional en el mundo entero. A la salsa no la pueden acabar en un escritorio.

Comments