Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
viernes, 22 septiembre, 2017
ZONA ROSA

Emmy “blanco y negro” refleja estrecha visión étnica en TV

LOS ANGELES -

LOS ANGELES (AP) — Cuando las cámaras muestren los rostros de los nominados a los premios Emmy este domingo, los televidentes verán un récord de 12 afroestadounidenses disputándose los honores actorales en drama y comedia. Pero este es un resultado asimétrico en la lucha por la diversidad.

El astro de "Master of None" Aziz Ansari, de ascendencia hindú, es el único asiático-americano nominado por un papel estelar o de reparto. No hay ni un solo latino en los apartados de actuación.

Una protesta al estilo de #OscarsSoWhite (#OscarTanBlanco) no captaría lo esencial en el caso de los Emmy: las películas y actuaciones dignas de personas de grupos minoritarios fueron desairadas por los votantes de la academia de cine, mientras que los enterados dicen que en el caso de la televisión las puertas están cerradas.

"Somos muchos, pero como no hemos tenido la oportunidad de brillar ustedes no saben que existimos", dijo Ren Hanami, una actriz asiática-estadounidense que ha interpretado continuamente papeles pequeños en la TV sin encontrar roles dignos de premios.

Los avances logrados a duras penas por los actores y realizadores negros de programas nominados al Emmy como "black-ish" y "Atlanta" les han proporcionado influencia creativa, visibilidad y, este año, casi una cuarta parte (23,5%) de nominaciones para sus elencos.

Mientras otros grupos étnicos vitorean ese éxito, también dicen que resalta cuán estrecha es la visión de la industria del espectáculo en cuanto a diversidad pese a que los latinos y asiático-estadounidenses son el primero y tercer grupo étnico más grande en el país, respectivamente.

"La TV nunca ha sido 'brown-ish' (amarronada)", dijo el actor y comediante Paul Rodríguez, haciendo alusión al título de la exitosa serie de comedia sobre una familia afroamericana "black-ish".

Rodríguez trabajó en la comedia "a.k.a. Pablo" de 1984-85, una de las pocas series efímeras centradas en hispanos, y escribió "The Pitch, or How to Pitch a Latino Sitcom that Will Never Air" (La propuesta, o cómo presentar una propuesta para una serie de comedia latina que nunca se transmitirá), una puesta teatral de 2015 que repetirá este mes en Los Ángeles porque, dijo, poco ha cambiado para los latinos.

"No nos ponen en televisión lo suficiente como para ellos saber si va a funcionar", dijo Rodríguez. "Solo asumen que no funcionará. Y esto sucede año tras año. Nuestra población sigue creciendo, y nuestra frustración también".

Esa frustración ha llegado a un punto crítico, dijo Alex Nogales, presidente de la Coalición Nacional de Medios Hispanos, que tiene años presionando por una mayor diversidad en la televisión.

"Estoy cansado de ser el mexicano amable. Eso no nos ha llevado a ninguna parte", dijo Nogales. Su nuevo plan: asegurarse de que las cadenas y plataformas digitales como Netflix sepan cuándo los latinos — que tienen un poder adquisitivo ascendente estimado en alrededor de 1,5 billones de dólares — no están contentos con su programación.

"Las cadenas tienen marcas que han existido por mucho tiempo. Nosotros podemos dañar esa marca, podemos hacerlo marchando frente a sus oficinas y avergonzándolos. Podemos hacerlo a través de las redes sociales", dijo Nogales.

El balance financiero es clave, coincidió Gary Mayeda, presidente de la Liga de Ciudadanos Japoneses Estadounidenses establecida en 1929 y enfocada en asuntos de derechos civiles que afectan a estadounidenses asiáticos y de la Polinesia, entre otros.

"La diversidad es rentable", dijo Mayeda. "La diversidad cultural no le quita ni le roba nada a ningún otro grupo".

Llamó a una mayor y mejor investigación de mercado y el comportamiento del consumidor, un punto que Rodríguez hace entender en su obra "Pitch". En una escena, el personaje de un ejecutivo de una cadena usa un gráfico circular que pretende mostrar por qué los latinos son una pérdida para la TV: no ven suficiente televisión.

Disipar estereotipos y suposiciones gastadas le resulta familiar a Tiffany Smith-Anoa'i, vicepresidenta ejecutiva de diversidad para CBS, un departamento que ella misma creó en el 2009.

"Siempre digo que diversidad no significa negro, significa mucho más", dijo Smith-Anoa'i, quien solía encontrar que en la industria que seleccionar a un actor de minorías equivalía a dejar de buscar.

"'Traten de ver un poco más allá", les aconseja a los productores. "Puede que tome tres llamadas conseguir a un actor, guionista o director (de minorías) en lugar de las dos a las que están acostumbrados. Pero definitivamente vale la pena cuando lo que buscan es verdadera autenticidad y voces frescas y las encuentran".

La actriz de "Brooklyn Nine-Nine" Stephanie Beatriz sabe lo que puede suceder cuando aquellos con poder son parte de la solución.

Los creadores de la serie de comedia, Daniel J. Goor y Michael Schur, reunieron a gente cuyas historias no son parte de su propia experiencia, dijo, "pero quieren ayudar a contarlas. Como hombres blancos heterosexuales, son los aliados más fuertes que los grupos infrarrepresentados pueden tener".

Actores establecidos de color y otros con influencias también están tomando el asunto en sus propias manos. Los afroestadounidenses están bien metidos en el juego de la propiedad: los proyectos del astro de la música John Legend incluyen la serie de TV "Underground", Laurence Fishburne es un productor de "black-ish", y cada vez están menos solos.

Daniel Dae Kim ("Lost", ''Hawaii Five-0") creó 3AD, una compañía de cine y de producción cuyos proyectos incluyen "The Good Doctor", una serie de drama para ABC sobre un joven cirujano (Freddie Highmore) con autismo y síndrome de Savant. La compañía tiene otros nueve proyectos en desarrollo, dijo Kim, con la meta de representar el rango de condiciones humanas, etnias y demás.

"Es un esfuerzo consciente de mi parte porque este es el mundo que me gustaría ver reflejado", dijo el actor nacido en Corea, quien llegó a Estados Unidos de pequeño. "Si mi compañía puede ayudar a ser un color en el espectro de la diversidad del entretenimiento, entonces ese es el lugar que me gustaría ocupar".

___

Lynn Elber está en Twitter como http://twitter.com/lynnelber.

Comments