Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
jueves, 15 noviembre, 2018
ZONA ROSA

“Crazy Rich Asians” desata debate sobre representación

NUEVA YORK (AP) — Desde que Ricky Yean oyó por primera vez sobre "Crazy Rich Asians", ha estado emocionado de ver la película. Y no porque le gusten las comedias románticas (aunque, que conste, sí le gustan).

Para el taiwanés-estadounidense, que llegó a Estados Unidos a los 11 años, es algo que nunca ha visto: una película de un gran estudio de Hollywood con un elenco de actores asiático-americanos y asiáticos.

Así que cuando se estrene el miércoles, "definitivamente iré y haré la cola y me aseguraré de verla y de traer a todos mis amigos", dijo el residente de San Francisco.

Pero Sangeetha Thanapal no hará lo mismo. Aun cuando la cinta trascurre en su natal Singapur, dice que todo lo que vio en el avance es una historia centrada en un subconjunto específico de chinos-singapurenses ya bien representados, que conforman la mayoría de la población de ese país, y ninguna referencia real a comunidades minoritarias como la india-singapurense de donde proviene su familia.

"Esta película va a ser global", dijo Thanapal, quien actualmente vive en Melbourne, Australia, "y la idea de Singapur es que nosotros no existimos en él".

Basada en el primer libro de una exitosa trilogía de Kevin Kwan, "Crazy Rich Asians" está dejando en claro que la "representación" puede lucir diferente, dependiendo por donde se la mire.

La cinta gira en torno a Rachel Chu, una china-estadounidense de clase media que viaja con su novio chino-singapurense Nick Young a la boda de su mejor amigo y descubre que él y su familia son, bueno, locamente ricos. Ella tiene que lidiar con todo lo que eso implica, incluyendo a la dura madre de su novio.

Dirigida por Jon M. Chu y con un elenco internacional que incluye a las actrices asiático-americanas Constance Wu y Awkwafina, el debutante británico-malasio Henry Golding y la estrella malasia Michelle Yeoh, el filme de Warner Bros. ha generado alegría entre asiáticos-estadounidenses emocionados de ver a actores que lucen como ellos haciendo papeles protagónicos en Hollywood por primera vez desde "The Joy Luck Club" (“El club de la buena estrella”) de 1993.

"Al crecer sin ser la cultura dominante en Estados Unidos, hemos tenido que crecer aprendiendo y entrenándonos a vernos en personajes e imágenes y personas que lucen muy diferentes a nosotros, en su mayoría gente blanca", dijo la actriz y comediante Jenny Yang. Pero alguien como el personaje de Rachel "es un poco como yo. ... Es lindo soltarse el pelo y decir, 'guao, de hecho puedo ver a alguien donde no tengo que flexionar este músculo para cerrar la brecha entre esa persona y yo'".

Las propias estrellas de la cinta han sido claras sobre lo pionera que sienten que es la película y exhortan a los cinéfilos a apoyarla. "Espero que los niños asiático-estadounidenses vean CRA y se den cuenta de que ellos pueden ser los héroes de sus propias historias", escribió Wu en redes sociales.

Pero solo porque algo es representativo en un contexto no quiere decir que lo sea para todos. Thanapal y otros que han criticado el mundo que la película representa se han expresado en contra de la idea de que es algo que deben apoyar para que los estudios vean que este tipo de elenco es económicamente viable.

"A todos los demás les dicen que tiene que importarles aunque no estamos representados, no podemos vernos a nosotros mismos", dijo Thanapal, una activista contra el racismo que enfrentan los indios, malayos y otras comunidades minoritarias en Singapur.

"¿Ubicas una cinta en Singapur y la única gente en ella es china, y consideran eso representación? Ese es el problema. Que no entienden la dinámica", señaló. "Cuando la gente dice que es el mundo de Singapur, están diciendo que las minorías no existen".

La escritora singapurense Kirsten Han se siente incómoda con el hecho de que una película sobre un mundo muy específico — el de chinos-singapurense súper ricos — sea promovida como una victoria para la representación general.

"Sí, es una victoria para la representación, en Estados Unidos", dijo. "La falta de minorías étnicas, que conforman una parte importante de la población, es el mismo tipo de dominio de la mayoría china que veríamos en cualquier otro medio en Singapur".

La cinta sí incluye una escena en un mercado nocturno donde los vendedores de varios negocios explican cómo han ido perfeccionando un platillo a lo largo de generaciones.

Los involucrados con la película han dicho que la misma es tan solo una pieza del todo.

"Para aquellos que no se sienten identificados, espero que pronto encuentren una historia que sí los represente. No todos somos iguales, pero todos tenemos una historia", escribió Wu.

Comments