Centro Tampa - Noticias en Español | CentroTampa.com
miércoles, 12 diciembre, 2018
Opiniones

Cuba, ocho razones de una victoria electoral opositora

[ LA HABANA ]

Por Julio Aleaga Pesant

Especial para CENTRO Tampa

Terminó el proceso de nominación de candidatos al proceso electoral cubano, un asunto que culminará el 24 de febrero de 2018 con la elección del Presidente del Consejo de Estado. Por primera vez, la oposición se presentó organizada de alguna manera, aunque son muchos los que se opusieron a su participación en el proceso organizado por la dictadura. No les falta razón ante las veladas, y no tan veladas trampas legales e ilegales que aseguran al gobierno su permanencia. Además, la participación independiente se enfrenta a la desidia social, la corrupción, y la falta de confianza en el sistema.

En la oposición hay quienes no comprenden la importancia del trabajo comunitario y los que creen que en el actual escenario cubano el combate callejero logrará resultados sobre la simple y dura represión para la que está preparada el gobierno. También los que desde el exilio y con capacidad de influir perdieron la percepción de la realidad insular. Asimismo, de los que comparan la situación cubana con la venezolana, y tanta otra gente como opiniones, todas válidas.

Lo indudable es que la oposición democrática ya está dividida entre los que apuestan por la participacion electoral y los que se resisten. Y esta es la primera razón para definir la victoria de esta participación en el proceso electoral de los agentes de cambio. Lograr manejar un paradigma que en 2015 era solo una quimera y convertirlo en realidad. Promover candidatos independientes a las estructuras de gobierno. Ojo que aún no es, ganar elecciones. Para eso se necesita más tiempo, organización y definición de objetivos.

2- La oposición democrática demostró una fuerza nueva y plural, y el gobierno y la policía política lo sabe. Candidatos por el Cambio, Otro 18, Partido Autónomo Pinero, fueron los más activos. La suma de los presentados se acerca a 700 candidatos. La “pesada” tuvo que sacar sus reservas represivas en todo el país. Violar la ley, gastar medios y recursos para obtener información que le permitiera bloquear la iniciativa, detener personas y violentar reuniones comunitarias con el único fin de silenciar a un ciudadano ante sus vecinos.

3- La iniciativa estratégica cambió a favor de la oposición. La participación electoral crea la plataforma local y comunitaria para la unidad de la oposición democrática. Por mucho que se empeñe la dictadura, a partir de ahora, la presión se mide por la cantidad de electores que tenga la oposición, algo más difícil de aislar. Y aun con su crecimiento en espiral, deberá avanzar hacia el futuro.

4- La deconstrucción de lo “democrático” del proceso electoral cubano a través de las denuncias presentadas por la Comisión Cubana de Defensa Electoral. Estas imputaciones pusieron al descubierto las múltiples fullerías que realizan los comunistas para no ceder una fracción de poder, porque saben que por ahí se les escapa el país. Y la primera respuesta internacional la dio la Unión Europea, que condenó las violaciones del gobierno a los derechos humanos y la Ley Electoral.

5- La energía que el gobierno invirtió en perseguir e intentar controlar la situación aun y cuando comprendió que “de cualquier malla salta un ratón”, como dice la canción y que el próximo proceso dentro de dos años y medio, será más complejo para la oposición y… para ellos. Que en las próximas elecciones generales en el 2023 la tarea será aún más dura.

6- Los opositores “mediáticos” comprendieron que esta es una dictadura y que nada salva de su represión, si huele el peligro. Que las campañas electorales en cualquier escenario tienen tempos y tiempos, y violarlos implica un precio inversamente proporcional al cumplimiento de los objetivos trazados.

7- El reordenamiento de las fuerzas del cambio al interior y exterior del país. a) Los burócratas comunistas comprendieron que hay nuevos actores en juego, que escapan de las manos a la “represiva”, y que deberán considerarlos de cara a su propio futuro. b) la policía política que no es lo mismo aislar a un grupo de manifestantes, que presentarse en asambleas públicas para reprimir a una persona porque ya no puede contar con sus acólitos en la comunidad. c) La ciudadanía encuentra una fuerza en quien confiar para cambiar su escenario. d) Los soportes democráticos internacionales, valorarán mejor el escenario y los actores, so pena de quedar fuera del “juego” interno.

8- Los reformistas del gobierno reciben el mensaje de que si aceptan el juego democrático, tendrán las garantías de participar en él.

Coda

Sobre a los que le gustaría apurar el reloj del cambio, recordemos que la ausencia de una sociedad civil podría ser la oportunidad para la conversión del país en un estado fallido, dominado por la delincuencia y/o grupos de poder al margen de la Ley.

Julio Aleaga Pesant es un periodista disidente cubano y está disponible en aleagapesant@yahoo.es

Comments